ArchivosTV. Receptores Satélite

Hallado el cuerpo sin vida de Julen en el pozo de Totalán | Archivostv

Hallado el cuerpo sin vida de Julen en el pozo de Totalán

samuso

Super Moderador ATV
Registrado
23 Ene 2017
Mensajes
1.624
Puntos
845
Hallado el cuerpo sin vida de Julen en el pozo de Totalán
Los servicios de emergencias han recuperado el cadáver del pequeño tras 13 días de búsqueda



Julen localizado muerto en el pozo de Totalán en Málaga

Los enormes esfuerzos de los equipos de rescate han resultado en vano. Julen, el niño de dos años que cayó en un pozo en Totalán (Málaga) el domingo 13 de enero, ha sido hallado muerto a la 1.25 de este sábado, después de 13 jornadas de intensa búsqueda. Los servicios de emergencia han activado la comisión judicial para proceder al levantamiento del cadáver. Minutos antes de activar todos los protocolos se ha avisado a la familia del pequeño.“A la 1.25 horas de esta madrugada, los equipos de rescate han accedido al punto del pozo donde se buscaba a Julen y han localizado el cuerpo sin vida del pequeño. Se ha activado la comisión judicial”. Con este mensaje lanzado desde la Subdelegación del Gobierno a las 2.21 de esta madrugada, a más de 100 medios de comunicación, se ponía punto final al intento frustrado de rescatar con vida a Julen Roselló. Casi dos semanas llenas primero de incertidumbre y después de desencanto en cuanto se empezaron a comprobar las adversidades con las que el gigantesco dispositivo de búsqueda se topaba sobre el terreno.

Tras encontrar el cuerpo sin vida de Julen, una dotación de la Guardia Civil se dirigió a la casa que una familia de Totalán había cedido a los padres del niño, Victoria García y José Roselló. Allí se concentraban también familiares y conocidos de la pareja venidos de todas partes. Un vehículo patrulla de la Guardia Civil con las luces de las sirenas encendidas frente a la puerta presagiaba noticias en el interior, algo que llamó la atención de unas 40 personas que hacían noche en el pueblo para mostrar su apoyo a los padres de Julen. Se apostaron frente a la casa en silencio y en mitad de la noche, alrededor de las dos de la mañana. Fue entonces, media hora antes de que la Subdelegación del Gobierno confirmase el fallecimiento, cuando varios llantos procedentes de la casa y los abrazos de los familiares en el exterior hicieron correr la noticia de que el niño podría haber sido encontrado ya.
Los trabajos para el rescate se dilataron por la orografía del terreno, los materiales que lo componen y las dificultades de la maquinaria para llegar hasta donde se ubica el agujero, con más de 100 metros de profundidad. Un agente de la Guardia Civil fue el último en participar en los trabajos de rescate del pequeño, después de que los miembros de la Brigada de Salvamento Minero abrieran una galería para acceder a la perforación en la que había caído el pequeño desde un pozo auxiliar que costó enormes esfuerzos horadar por las dificultades que planteaba el terreno. El de la brigada ha sido un trabajo arduo y lento. Para que pudieran cavar el túnel horizontal que les ha llevado donde estaba Julen debieron superar numerosos obstáculos y tomar grandes medidas de seguridad. Incluso han tenido que realizar hasta cuatro veces pequeñas detonaciones de explosivos para derrotar a la roca. También esperar a que se solucionaran diversos problemas con el entubado de la cavidad vertical por la que descendieron. Finalmente, su tarea ha resultado en vano.
En los primeros días de la operación de rescate se barajaron algunas otras opciones para acceder al lugar donde se presumía que estaba el menor. Las alternativas incluían un túnel horizontal realizado por una pequeña tuneladora, pero varios problemas durante los sondeos, principalmente deslizamientos del terreno, hicieron que los esfuerzos se centraran en la excavación paralela al pozo donde cayó el menor. Y, aunque se planteó la realización de dos prospecciones, finalmente se acometió solo una, por la que entraron los mineros que llegaron finalmente hasta Julen.
Desde la tarde del domingo 13 de enero, los equipos de rescate han trabajado día y noche para encontrar al niño, que cayó en el pozo de aproximadamente 110 metros de profundidad y 25 centímetros de anchura cuando la familia se encontraba en la finca de un familiar, donde habían ido para preparar una paella. El niño se precipitó por la perforación, que carece de los permisos autonómicos y municipales pertinentes, sin que ninguno de los presentes pudiera hacer nada para evitarlo. El padre del menor aseguró que apartó las piedras que había junto al hoyo y llegó a escuchar a su hijo llorar. Al avisar a los servicios de emergencias, se puso en marcha un operativo de rescate en el que han terminado participando cientos de personas.
Paralelamente, la Guardia Civil comenzó una investigación para reconstruir los hechos “como ocurre en cualquier otra desaparición”, según explicaron fuentes de este cuerpo de seguridad. Además, el juzgado de Instrucción número 9 abrió diligencias para aclarar lo sucedido.
Las tareas de rescate han estado coordinadas por Ángel García Vidal, delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos en Málaga, que trabajó hombro con hombro con el Colegio de Ingenieros de Minas y la Guardia Civil y que mantuvo la esperanza de encontrar a Julen con vida hasta el final. Las tres administraciones —Gobierno, Junta y Diputación Provincial— han trabajado con el apoyo del Ayuntamiento de Totalán. En total se han desplegado sobre el terreno cerca de 300 efectivos, entre Bomberos, Servicio de Emergencias 112, Protección Civil, Guardia Civil, Policía Nacional y equipos técnicos de diferentes empresas privadas.
Los bomberos introdujeron primero una cámara en el pozo, pero tocó fondo a unos 71 metros de profundidad debido a un tapón de tierra, posiblemente fruto de un desprendimiento. En ese lugar, el dispositivo captó la imagen de una bolsa de chucherías, que según afirmó la familia es la que Julen llevaba en el momento de la caída. El equipo de rescate llegó a sacar 60 centímetros de tierra y roca de dicha obstrucción, pero debido a la lentitud de la operación, finalmente el equipo se decantó por las perforaciones.
Julen tenía dos años. Sus padres, José Roselló y Victoria García, son vecinos muy conocidos en la barriada de El Palo, en Málaga, al pie de la sierra donde se encuentra Totalán. En 2017 falleció su otro hijo, Óliver, cuando tenía tres años. Murió de forma repentina mientras paseaba por la playa junto a sus padres, según han relatado vecinos de la barriada.

 

Perno

Super Moderador ATV
Registrado
27 Jul 2013
Mensajes
3.788
Puntos
63
Aunque sabíamos cual sería el desenlace siempre había una pequeña esperanza, pero no ha podido ser. Duerme con los angelitos Julen, DEP.
 

pacori

Senior Member
Usuario ATV
Registrado
28 Jun 2006
Mensajes
392
Puntos
18
Un abrazo muy grande a toda su familia.D.E.P
 

archman

SatConn 9103
Vip ATV
Registrado
18 Nov 2009
Mensajes
7.868
Puntos
38
Quién era el responsable del niño y qué estaba haciendo en ese momento. DEP